Saltar al contenido

Presoterapia y Embarazo. ¿Es posible?

Presoterapia y Embarazo

El embarazo es una época maravillosa para una mujer, pero también es un momento en el que tiene muchas preocupaciones y en el que su cuerpo y su físico sufren algunos cambios, especialmente en los sistemas circulatorio, linfático y hormonal.

Por ello, en esta etapa, muchas futuras madres buscan formas de aliviar dolencias como la hinchazón de pies, tobillos y piernas. En este sentido, la presoterapia ofrece resultados visibles.

Pero como con casi todo en esta etapa, siempre hay que consultar a un profesional, ya que surgen muchas dudas sobre qué comer, qué no comer y, por supuesto, si hacer o no presoterapia durante el embarazo.

¿Cómo funciona un aparato de presoterapia?

Un aparato de presoterapia utiliza una combinación que utiliza la presión del aire para masajear las diferentes partes del cuerpo a tratar con diferentes grados de intensidad. La paciente lleva una especie de bota y cinturón alrededor del abdomen para ejercer compresión y relajación, lo que estimula el sistema linfático.

Esto ayuda a restaurar la elasticidad de la piel y facilita la regeneración de los tejidos al mejorar el aporte de oxígeno a los mismos.

El tratamiento se realiza en sesiones de aproximadamente 30 minutos. Es un tratamiento ambulatorio que no requiere medicación.

¿Se recomienda la presoterapia durante el embarazo?

Si una mujer está embarazada, ¿se recomienda la presoterapia? Como siempre, lo primero que hay que hacer en este momento es consultar a un especialista para determinar si un determinado tratamiento o terapia es adecuado para su situación.

La presoterapia tiene enormes beneficios para todos. En primer lugar, estimula el drenaje linfático, lo que es especialmente beneficioso durante el embarazo, ya que las mujeres tienden a tener más retención de líquidos durante esta época, especialmente en las extremidades inferiores.

Por eso se recomienda la presoterapia a las mujeres embarazadas, por recomendación de un médico. Y, por supuesto, tomar las precauciones necesarias. Por ejemplo:

  • No realizar el tratamiento en el abdomen.
  • No aplicar la presoterapia en las piernas, los pies y los brazos.

¿Cuáles son los beneficios de la presoterapia para las mujeres embarazadas?

Como ya sabemos, este tratamiento estimula el sistema linfático, lo que tiene muchos beneficios para el organismo. Por ejemplo, cuando funciona de forma óptima, transporta el líquido que contiene los glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones en el cuerpo.

Esto se traduce en beneficios como:

  • Mejora el drenaje linfático al actuar sobre los vasos sanguíneos y los ganglios linfáticos.
  • Favorece la circulación sanguínea, el flujo del líquido linfático y el retorno venoso.
  • Efecto analgésico y relajante.
  • Reduce la hinchazón (retención de líquidos).

Todo ello ayuda a relajar los músculos, reducir el dolor y disminuir la celulitis y la hinchazón de las extremidades.

¿Cuáles son los efectos secundarios para las mujeres embarazadas?

Ahora ya sabes que la presoterapia es perfectamente compatible con el embarazo, bajo la supervisión de un especialista y con las precauciones necesarias. Por ello, hoy en día es habitual que las mujeres embarazadas utilicen la presoterapia en piernas y brazos.

No se puede utilizar en la zona abdominal porque puede ser peligrosa para el feto o el bebé en desarrollo. Si tiene alguna duda, no dude en pedir consejo a su médico.

Contraindicaciones

En general, la presoterapia se considera segura para los adultos de todas las edades. Sin embargo, si está embarazada, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Si se ha sometido recientemente a una intervención quirúrgica, no se recomienda este tipo de terapia.
  • Si se ha sometido recientemente a presoterapia, si se ha sometido recientemente a una intervención quirúrgica. Si tiene problemas de corazón, diabetes o fiebre, consulte siempre a su médico antes del tratamiento.
  • Si se ha roto un hueso recientemente, tiene osteoporosis o cualquier otra enfermedad ósea, también debe consultar a su médico para asegurarse de que este tratamiento no es demasiado intenso para su lesión.

Recuerda también que, además del tratamiento, tu dieta diaria también es importante. Una dieta saludable durante el embarazo puede evitar el aumento excesivo de peso.

Por lo tanto, es necesario adoptar una dieta prenatal saludable compuesta por proteínas magras, alimentos integrales, productos lácteos bajos en grasa, frutas y verduras. En los centros médicos o de belleza donde se realiza la presoterapia, se puede consultar a un nutricionista que dará a los pacientes los consejos adecuados.

Hable con su médico sobre la cantidad de calorías que debe consumir, los nutrientes que necesita actualmente y el peso que debe ganar. El aumento de peso durante el embarazo provoca celulitis.